Economía social y solidaria: economía que te hace sentir que vivir vale la pena

Qué es la economía social y solidaria?

La Economía social y solidaria, es una forma de hacer economía que te hace sentir que vivir vale la pena!

Orígen

Los inicios de la Economía social y solidaria (l’ESS) viene desde los inicios del cooperativismo, que surgió con la creación de cooperativas de consumo en la revolución industrial de Inglaterra. En la misma época, el modelo de cooperativas de consumo se expandió a Francia, Alemania y el Estado Español, donde Cataluña y Valencia fueron pioneras en la creación de cooperativas (Culleré, Xavier).

Definición

Las entidades con criterios de l’ESS son aquellas que dan prioridad a cubrir las necesidades humanas que a crear beneficio y van más allá del cumplimiento de la normatividad laboral y ambiental. Producen productos y servicios minimizando el impacto ambiental. Promueven el trabajo digno, facilitan la participación en el trabajo, la transparencia en la información, la equidad salarial y de género; permiten la conciliación familiar y personal. Promueven el desarrollo territorial equitativo y sostenible mediante: el apoyo a la economía local, las iniciativas de gestión comunitaria, la inserción sociolaboral de personas con riesgo de exclusión social, y el apoyo a otras iniciativas con sus mismos valores y formas de trabajar. Y parte de sus beneficios se invierten en algún aspecto social y/o ambiental (elaboración propia).

Podemos encontrar iniciativas de l’ESS prácticamente de todos los sectores de la economía: desde la producción de bienes y servicios, pasando por la financiación-ahorro, la distribución-intercambio, hasta iniciativas de consumo responsable; también en los sectores de la alimentación, comunicación, formación, distribución, construcción-reformas-administración de fincas, financiación y seguros, y servicios a empresas (consultorías, realización de eventos, dinamización de grupos).

Para ser una entidad de l’ESS no hace falta tener una forma jurídica en específico, lo importante es cumplir con los criterios. Sin embargo, la cooperativa es la forma jurídica que más se adapta para que los criterios de l’ESS se cumplan, y otras formas jurídicas comunes a las entidades de l’ESS son: sociedades laborales, mutualidades,  centros especiales de trabajo, empresas de inserción, asociaciones y fundaciones. También podemos encontrar iniciativas sin formalización jurídica como por ejemplo: huertos comunitarios, los fondos de crédito colectivo, mercados y redes de intercambio, equipamientos de gestión comunitaria, y los bienes comunes culturales y digitales.

L’ESS en Cataluña

La asociaciòn de entidades de la economía social y solidaria en Cataluña es la xes, a nivel del Estado Español Reas, y a nivel internacional Ripess. En Cataluña también existen otras asociaciones, confederaciones y federaciones que promueven una economía con criterios y valores de la economía social y/o solidaria, como por ejemplo: la Associació Catalana per al Foment de l’economía del Bé Comú, la Confederació de Cooperatives de Catalunya, La Confederació empresarial del Tercer Sector Social de Cataluña,  y las siguientes federaciones: federació de Cooperatives de treball, federació de cooperatives agràries, federació de cooperatives d’habitatge, Federació de Cooperatives de consum i usuaris, y federación de cooperativas de enseñanza. Los organismos gubernamentales que fomentan l’ESS en Cataluña son Aracoop del Departament de treball, afers socials i familia de la Generalitat de catalunya, y  diversos departamentos de los municipios catalanes que han creado la xarxa  de municipis per l’economia social i solidària, en el caso de Barcelona, el comissionat d’economia cooperativa, social i solidària, área de la primera tinència de l’alcaldia de Barcelona.

En Barcelona existen 4.800 iniciativas de economia cooperativa, social y solidaria, que generan, aproximadamente, el 8% de la ocupación en la ciudad (web de la primera tinència de l’alcaldia de Barcelona).

Los retos de l’ESS

La ESS no está formada sólo por las entidades que se gestionan con sus criterios sino también por sus interrelaciones o intercambios de bienes y servicios, conocimientos y generación de proyectos. Es por medio de estas relaciones que se pueden construir territorios o ecosistemas sostenibles. Es un reto generar espacios para la intercooperación y la creación de ecosistemas sostenibles, como el que hubo esta semana coordinado por  Respon.cat.

greenevents se alinea con los criterios de la economía social y solidaria y promueve esta forma de hacer economía.

About Author

Luz Monsalve